En los capítulos de la segunda parte del 'Quijote' dedicados a la experiencia de gobernación de Sancho en la ínsula Barataria, Cervantes proporciona a su lector una separación, momentánea y excepcional, de la pareja andante, a través de la creación de dos espacios escénicos, separados aunque relacionados, en los cuales cada uno de los personajes actúa con independencia. Esta dúplice escenografía ocasiona la exaltación definitiva de la personalidad de Sancho, quien, ya desde el episodio de la Sierra Morena [I, 23-27] venía adquiriendo un espesor muy especial y seguramente inimaginable en el momento de su primera aparición. Si las primeras palabras que Cervantes dedica a Sancho eran, por cierto, poco honorables ("hombre de bien..., pero de muy poca sal en la mollera" [I, 7]), sin embargo el personaje del escudero irá tomando forma a lo largo de las dos partes de la obra según una línea totalmente original y personal. Durante toda la primera parte, la construcción de su personalidad será muy lenta, ya que Cervantes se detiene a refinar la figura del caballero. Pero ya al finalizar el primer libro, el personaje de Sancho va cobrando intensidad, y después de convertirse en el demiurgo del encantamiento de Dulcinea [II, 10], y en el gobernador solitario y único de la ínsula Barataria, alcanza, a la muerte de don Quijote, el nivel de personaje protagonista.

El gobierno de Sancho: entre experiencia y conocimiento

GORLA, Paola Laura
2007

Abstract

En los capítulos de la segunda parte del 'Quijote' dedicados a la experiencia de gobernación de Sancho en la ínsula Barataria, Cervantes proporciona a su lector una separación, momentánea y excepcional, de la pareja andante, a través de la creación de dos espacios escénicos, separados aunque relacionados, en los cuales cada uno de los personajes actúa con independencia. Esta dúplice escenografía ocasiona la exaltación definitiva de la personalidad de Sancho, quien, ya desde el episodio de la Sierra Morena [I, 23-27] venía adquiriendo un espesor muy especial y seguramente inimaginable en el momento de su primera aparición. Si las primeras palabras que Cervantes dedica a Sancho eran, por cierto, poco honorables ("hombre de bien..., pero de muy poca sal en la mollera" [I, 7]), sin embargo el personaje del escudero irá tomando forma a lo largo de las dos partes de la obra según una línea totalmente original y personal. Durante toda la primera parte, la construcción de su personalidad será muy lenta, ya que Cervantes se detiene a refinar la figura del caballero. Pero ya al finalizar el primer libro, el personaje de Sancho va cobrando intensidad, y después de convertirse en el demiurgo del encantamiento de Dulcinea [II, 10], y en el gobernador solitario y único de la ínsula Barataria, alcanza, a la muerte de don Quijote, el nivel de personaje protagonista.
File in questo prodotto:
File Dimensione Formato  
PLGorla, 2007 El gobierno de Sancho_entre experiencia y conocimiento.pdf

accesso aperto

Tipologia: Documento in Post-print
Licenza: PUBBLICO - Pubblico con Copyright
Dimensione 810.15 kB
Formato Adobe PDF
810.15 kB Adobe PDF Visualizza/Apri

I documenti in IRIS sono protetti da copyright e tutti i diritti sono riservati, salvo diversa indicazione.

Utilizza questo identificativo per citare o creare un link a questo documento: http://hdl.handle.net/11574/32516
Citazioni
  • ???jsp.display-item.citation.pmc??? ND
social impact